viernes, 14 de noviembre de 2008

Tutorial efecto carboncillo al son de David Sanborn Group

David Sanborn (Tampa, Florida, 30 de julio de 1945) es un saxofonista estadounidense que, de niño, a los 3 años, padeció poliomielitis. Su médico le aconsejó que tocara el saxofón para fortalecer la musculatura que interviene en la respiración, que por la enfermedad la tenía debilitada. Como dice el refrán: "No hay mal que por bien no venga".

Un vídeo de David Sanborn Group interpretando "The Dream" les ayudará a digerir lo que les voy a contar sobre cómo transformar una imagen en color en otra en blanco y negro, pero que parezca hecha a carboncillo.

Nota importante: Todas las indicaciones sobre el procedimiento se refieren al programa de edición de imágenes Photoshop CS3 (es el que yo utilizo y es el que conozco un poco).






David Sanborn Group, "The Dream"


Imagen a convertir

Partimos de una imagen a la que ya hemos hecho los ajustes necesarios para dejarla "terminada". Es una imagen que ya ajustamos con anterioridad y guardamos, como siempre, en formato TIFF.
1º.- Abrimos la imagen y la desaturamos (Imagen----Ajustes----Desaturar). La imagen se nos quedará en blanco y negro sin mucho contraste (un blanco y negro de los malos).
2º.- Enfocamos (al gusto) con máscara de enfoque (Filtro-----Enfocar----Máscara de enfoque). En este caso yo he dado: cantidad 94 %, radio 1 px, umbral 1 nivel.

3º.- Imagen----Ajustes----Umbral (yo he dado un valor 83, pero cada foto requerirá el suyo).

No he quitado nada del ruido (grano) que se ha generado en el procedimiento porque queda mejor así.

Ya está. Bien fácil, ¿no?.


Imagen terminada siguiendo el procedimiento.

La he recortado para mejorar la composición.

2 comentarios:

Hipatia dijo...

Buenísimo el tipo del saxo (con lo difícil que es arrancarle las lágrimas a ese instrumento), vaya dominio. El tema me ha encantado.
Tomo nota de la lección fotográfica; la verdad es que el efecto queda muy bien.
Muchas gracias, Ojo de Pez.
Un abrazo telarita, desde la Enterprise.

lully desnuda dijo...

Embelesada en grado sumo con ese genio del saxofón, me deleito y me olvido de la fotografía.

Sublime diría yo, sublime sonido que se adentra en mis sentidos auditivos.

Te abrazo con aire saxofonista y buena vibra!