lunes, 6 de octubre de 2008

La Joplin, la voz rota.

El pasado sábado día 4 fue el aniversario (el 38) de la muerte de Janis Lyn Joplin (Janis Joplin), que había nacido en Port Arthur (Texas) veintisiete años antes (un 19 de enero de 1943).
En su primer año de instituto se tiñó el pelo de naranja y se unió a una pandilla de jóvenes radicales, por lo que se convirtió en una marginada por sus compañeros de clase. Durante esta etapa de su vida fue una persona muy impopular. Rechazaba el racismo y se le acusaba de ser "amiga de los negros".
Comenzó a cantar a los 17 años.
En 1963 la ciudad de San Francisco conoció el talento de Janis Joplin. Fue en este tiempo cuando comenzó el contacto con las drogas. Respecto a la heroína decía: "nada que siente tan bien puede ser malo, sólo quiero algo de paz".La revista Rolling Stone la llegó a denominar la "Judy Garland del rock".
Decía que "hacía el amor con 25.000 personas en el escenario y luego se volvía a casa sola..." Cada vez dependía más del alcohol y de la heroína. En septiembre de 1970 se trasladó a Los Ángeles para grabar el que sería su álbum póstumo:"Pearl". Fue su última grabación. El 4 de octubre de 1970 se fue de copas y se emborrachó. A la 1:40, según el informe forense, murió por sobredosis de heroína. Ya había pasado por experiencias similares y había salido con vida, pero esta vez no había nadie (eso se dijo) para ayudarla. Descubrieron su cuerpo unas 18 horas después.
Algunas circunstancias en torno a su muerte siguen sin encontrar explicación. La heroína que la mató era de una pureza muy superior a lo común (tenía un 40% de pureza, mientras que lo común sólo es del 2%). Las jeringuillas que usó desaparecieron de su habitación horas después de su muerte y se especula con que pudo haber alguien más allí. De esta forma, los medios de comunicación (los medios, como se empeñan en decir ahora) rodearon su muerte de misterio. Lo mismo que con las de Jimi Hendrix, Jim Morrison (The Doors), Kurt Cobain (Nirvana), Brian Jones (primer guitarrista de Rolling Stones) o Norma Jeane Mortenson (Sí, La Monroe).
A las seis semanas de su muerte salió el disco "Pearl", que fue todo un éxito y se mantuvo en el número uno de ventas durante 14 semanas. Como homenaje se dejó el tema "Mercedes Benz" interpretado "a capella", ya que fue la última canción que Janis Joplin grabó. He intentado poner aquí la grabación, pero el enlace no funciona. Quién tenga interés en escucharla puede escribirme a esta dirección de correo electrónico: unojodepez@gmail.com.
El cuerpo de Janis Joplin fue incinerado en Westwood, California, y sus cenizas fueron arrojadas al Océano Pacífico. Dejó en testamento 600 $ a sus amigos para que celebraran su muerte con una fiesta salvaje. 600 $ en 1970 tuvieron que dar para mucha, mucha fiesta.
La traigo hoy aquí interpretando "Summertime", tema compuesto por el malogrado George Gershwin y del que se han hecho más de 4.000 versiones . Esta versión me gusta.

Janis Joplin - Summertime- (Gröna,1969)
"Hasta mañana"
"Panes" Imagen HDR
" Cielo"

3 comentarios:

Robert Zimmemrman dijo...

Estelar aparición de Joplin en Woodstock, con noche ya cerrada...
Gloriosa versión del Me and Bobby McGee, de Kristofferson...
Desgarradora interpretación de Oh Lord a capela...
Desconocía el dato de la fecha de su muerte y el sábado no pude echar una birra a su salud, pero seguro que no le importa que lo haga ahora mismo.
Y en versión no salvaje, pero fiesta al fin y al cabo, voy preparando con pasión pero sin prisa alguna la que hayan de disfrutar mis deudos cuando emprenda el viaje al valle de Josafat... Elegir la canción que suene mientras aventen tus cenizas es como enfrentarte a los estantes de libros en busca de tu próxima lectura, pero elevado a la enésima potencia...
Salud

FLACA dijo...

Sensibilidad exquisita para escoger esta versión; nunca imaginé que Summertime pudiera empezar con un contrapunto barroco entre el saxo soprano y la trompeta.
¡Me encantó!... Respecto a la Joplin, no hay palabras.
Tendré cuidado con el pez amarillo.

Hipatia dijo...

Ir contra corriente munca es fácil, y menos lo era en la época que le tocó vivir a J. Joplin. Quizá no se le pueda reprochar el modo como cultivó la paz que necesitó sentir.
Me ha encantado esta versión.
Parto a warp 5; el rumbo es un misterio.
Un saludo estelar.