domingo, 30 de marzo de 2014

You Don't Know Me

You Don't Know Me es el título del tema escrito por Cindy Walker en el año 1955 y que sería Ray Charles, en 1962, el que lo popularizaría.
Grandes de la música lo han interpretado: Presley, Bublé, Carmen McRae, Dylan, Willie Nelson, Van Morrison, Peter Cincotti, Diana Krall...
Hoy llega aquí interpretado por Norah Jones, acompañada por Wynton Marsalis (trompeta), Walter Blanding (saxo tenor), Mickey Raphael (harmónica), Dan Nimmer (piano), Carlos Henriquez (bajo) y  Ali Jackson (batería).
 
Como Norah Jones cumple hoy  treinta y cinco años, le dejo flores.













miércoles, 26 de marzo de 2014

The Real Group

Emma Nilsdotter (soprano), Katarina Henryson (alto),  Anders Edenroth (tenor), Peder Karlsson (barítono) y Anders Jalkéus (bajo) son los integrantes de este grupo a cappella sueco.
En el grupo original Margareta Bengtson era la voz soprano, pero en el año 2006 dejó el grupo para continuar en solitario su carrera musical; es cuando Emma Nilsdotter entra a formar parte de The Real Group.
Dejo una fotografía de una escultura de Richard McDonald para acompañar a la interpretación del tema "Pass Me The Jazz", donde el scat forma parte más que importante.







viernes, 14 de marzo de 2014

Noboyuki Tsujii

   Interpretando "La Campanella", compuesta por el violinista genovés Niccolò Paganini y transcrita para el que, según los entendidos, ha sido el intérprete más virtuoso de piano de todos los tiempos, el húngaro Franz Lizt, del cual se dice que alcanzaba a controlar dos octavas del piano con cada mano. 
   
   Tanto Paganini como Lizt, parece ser que componían y hacían las transcripciones musicales con un grado de dificultad tal, que las interpretaciones resultaban casi imposibles para los demás músicos. 
   
   Esta obra en particular es dificilísima de interpretar, por tanto, sólo al alcance de unos pocos privilegiados. Si además, como en este caso, el intérprete es un joven ciego y afectado por el Síndrome de Down, estamos ante una genialidad en el sentido más estricto. 

    Cuando termina la interpretación y saluda se tiene que agarrar al piano para orientarse, resultando curiosísimo observar el movimiento de sus dedos, que parecen tener vida propia. 
   
    La obra dura tres minutos; pueden suponer que los aplausos duran más del doble, pues están cortados. 

    Dejo unas fotos de Mia, Lucas y una grulla coronada que rehusó darme su nombre, pero no su dirección.