martes, 17 de febrero de 2009

The Real Group, la magia del Scat

Emma Nilsdotter, soprano; Katarina Henryson, alto; Anders Edenroth, tenor; Peder Karlsson, barítono y Anders Jalkéus, bajo . Son los cinco miembros del grupo sueco The Real Group, fundado en el año 1984.
Es de los pocos grupos, por no decir el único, que en sus giras por todo el mundo se les permite viajar con sus instrumentos musicales en la cabina de pasajeros del avión.
En el vídeo que presento interpretan fragmentos de cinco temas a modo de catálogo: "Flight of the foobird", "Shiny stockigs", "Li´l darlin´", "Splanky" y "Whirly bird".
Han editado, a día de hoy, un total de 17 álbumes y han sido merecedores de no pocos premios.
Estos cinco suecos llenan el escenario del más puro y brillante Scat.
Disfruten de este grupo, merece la pena.
Yo también dejo cosas sencillas: una pluma y una hoja.





The Real Group






2 comentarios:

SAFIRO dijo...

Ahora entiendo por que pueden viajar con los instrumentos!
Me gustan los grupos vocales,
¡Buenísimos los suecos!

Aca tuvimos buenas agrupaciones, recordé a Mac Ke Mac's que fueron los precursores de los grupos vocales argentinos, estaba formado por cinco voces, dos eran los hermanos McCluskey, hijos del director de orquesta Don Dean.

"Los Huanca Hua", folklórico;
"Buenos Aires 8"- me gustaban mucho, interpretaron divínamente a Piazzolla.

Por ampliar la foto de la pluma de pavo real se me cerró tu página, pero valió la pena, es hermosa!
La hoja, y menos mal que dijiste que era una hoja, es rara y no la conozco, parece de raso o satén, ¿seguro que no es un zapato de duende?.

Como habrás notado llevo un buen rato en tu espacio, es que ando atrasada, entre el tiempo loco de Baires y el desorden que me dejó "la nena" en la PC, no termino de arreglar mis cosas, ahora no se actualizan las entradas cuando publico, me fijaba en tu gadget y sigo con la anterior, la edité, le cambié la fecha...pero nada!

Pasé un buen momento, gracias.
Que tengas un buen despertar y un hermoso día.

Un abrazo!

Mitchele Vidal dijo...

Ay Ojo de pez!
No me perdono haber pasado un tiempito sin abrir esta hermosa ventana donde nos dejas deliciosa música y evocadoras imágenes ambas, difíciles de olvidar.

Saludos caraqueños,