jueves, 6 de diciembre de 2012

Dave Brubeck

Hoy, día 6 de diciembre de 2012, hubiera cumplido 92 años; pero, qué cosas, falleció ayer cuando se dirigía a un centro médico en Norwalk (Connecticut-EE.UU) para una revisión médica rutinaria.
David Warren Brubeck, Dave Brubeck para la historia de la música, había nacido en la ciudad de Concord (California-EE.UU).
Su forma de interpretar fue muy criticada por el mundillo jazzíztico más ortodoxo, pero no cabe ninguna duda que con su piano contribuyó, y mucho, a que el jazz se popularizase.
En el año 1951, junto con el extraordinario saxofonista Paul Desmond, Bob Bates (contrabajo) y Joe Dodge (batería), funda el grupo The Dave Brubeck Quartet. Esta formación original se mantendría hasta el año 1956, año en que se hace cargo de las baquetas el magnífico batería Joe Morello. No es hasta el año 1958, con la llegada al grupo del contrabajista  Eugene Wright (apodado The Senator), cuando The Dave Brubeck Quartet alcanza la madurez y la popularidad.
Todo el mundo recuerda el álbum Time out (1959), joya que alberga en su cara A el tema compuesto por Brubeck "Blue Rondo à la Turk" (en posición 1) y el temazo compuesto por Desmond, todo un estándar del jazz,  "Take Five" (en posición 3).
Un disco que a mi me gusta mucho es el que en el año 1957 grabara  The Dave Brubeck Quartet con melodías de películas de Walt Disney.
De ese disco les presento el tema que lleva por título "Someday My Prince Will Come". La música original pertenece a la banda sonora compuesta por  Frank Churchill, Leigh Harline y Paul J. Smith para la película Snow White and the Seven Dwarfs (Blancanieves y los siete enanitos).
Dejo tres vegetales detalles: uno para Desmond, que nos dejó hace 35 años; otro para Morello, que en marzo del año pasado se nos fue, y otro más para Brubeck, que por un día no hemos podido celebrar hoy su 92 cumpleaños. A la memoria de los tres y con el deseo de que Eugene Wright nos acompañe durante mucho tiempo.


1 comentario:

mangeles dijo...

Me quedo con la tercera...con esas gotas de rocio y con toda esa luz...Besos de viernes.